Alquiler de coche

Curazao

Alquiler de coches en Curazao

Información general y reglamentaciones

Las leyes de transito en Curazao son similares a las vigentes en los Países Bajos, aunque con algunas modificaciones. Lo más importante es mantener la fluidez del tránsito con un correcto estilo de conducción. Conduzca despacio y utilice los frenos con frecuencia. No se alarme cuando algún vehículo lo rebase por la izquierda o la derecha, hasta incluso por el arcén. 

Luego de fuertes lluvias el límite de velocidad recomendado es 19 mph - 30 km/h debido a las carreteras resbaladizas. Los conductores deben tener cuidado en los cruces en T, ya que los vehículos que vienen en línea recta tienen prioridad de paso.

Los límites de velocidad máxima son 25 mph - 40 km/h dentro de la ciudad y de 50 mph - 80 km/h en las carreteras locales. En la mayoría de los casos la edad mínima para alquilar un coche es de 23 años.

Conduciendo un coche alquilado en Curazao

La longitud total de Curazao es de 61 km y de 5 a 14 km de ancho. Es muy fácil recorrer la isla en un lapso de una hora. Tanto la ciudad capital de Willemstad hasta las cuevas de Hato, y desde Westpunt (punto oeste) hasta los antiguos estados de plantaciones son lugares que merecen la pena ser visitados.

Además, el viajero puede conocer el parque Christoffel, con una montaña de 375 metros de altura en su punto medio, lo cual es algo sorprendente. Otro lugar digno de ser visitado es el Parque Nacional Shete Boka en el cual se pueden visitar lugares de alimentación y cuidado de tortugas marinas. Sin embargo, la principal atracción de la isla es la mismísima Willemstad, con su arquitectura muy colorida e importante centro histórico, conocido como "Ámsterdam del Hemisferio Occidental".

Alquilar un coche en Curazao

En el aeropuerto de Curazao, el viajero puede encontrar muchas compañías de alquiler de coches como: Avis, Budget, Hertz y National. Es posible también alquilar un coche con antelación a través de EasyTerra. Este Sitio Web realiza una comparación de tarifas ofrecidas por todas las compañías de alquiler de coches para que el viajero decida de acuerdo a su conveniencia.